Brasil | Juez habilita a Lula para las elecciones de 2022

(Brasilia) El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ahora podría enfrentar a Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de 2022, luego de que un juez de la Corte Suprema anulara todas las condenas por corrupción el lunes y lo restituyera a sus políticas de derechos.


Valeria Pacheco con Luis Guinot en Río de Janeiro
Medios de Francia

Esta decisión tuvo el efecto de una bomba, empujando de nuevo al ícono de la izquierda brasileña a la arena política, en Brasil más polarizado que nunca después de dos años en el cargo del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro.

El juez Edson Fashin dictaminó que el tribunal de Curitiba (sur) había condenado a Lula en cuatro juicios por “no competente” para pronunciarse en estos casos.

Ahora serán juzgados en un tribunal federal de Brasilia. Mientras tanto, el expresidente (2003-2010) recupera sus derechos políticos y puede postularse para un tercer mandato.

Sin embargo, el fiscal brasileño tiene derecho a apelar ante la Corte Suprema en una sesión pública.

“Inocente Lula”, respondió con rudeza en Twitter, el Partido Laborista (PT), una formación de izquierda que cofundó en 1980 Lula, cuyo bando ha guardado silencio.

Lula, de 75 años, ya había cumplido año y medio de prisión por corrupción, desde abril de 2018 hasta noviembre de 2019, antes de ser liberado por decisión colectiva de la Corte Suprema.

En el momento de su encarcelamiento, el exjefe de Estado fue premiado como favorito en las elecciones presidenciales de octubre de 2018.

Dos años y medio después, en una encuesta reciente, Lula parece ser el único capaz de derrotar a Jair Bolsonaro en las próximas elecciones, en 2022: el 50% de los encuestados dijo estar dispuesto a votar por él, frente al 44% de él. El presidente saliente.

Imparcialidad cuestionada

La Bolsa de Valores de São Paulo se desplomó más de un 4% poco después de la noticia de la decisión del juez, lo que generó confusión en la comunidad empresarial.

El juez Fachin denunció “siempre una fuerte relación con el Partido Laborista”, y el presidente brasileño denunció en CNN Brasil. “A todos nos sorprendió (esta decisión) pero al final, el bandolerismo de este gobierno (de izquierda) es muy claro para toda la sociedad”, dijo.

READ  Fortalecimiento de las relaciones de cooperación entre Argentina y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático | internacional

Varios de los aliados de Bolsonaro criticaron la derogación de las sentencias de Lula, que el diputado de derecha Pepo Nunes del Partido Social Liberal calificó de “repugnante”.

“¡Candidato a Lula! Brasil se ha rendido y tendremos que soportar la euforia de los antiphos y los comunistas”, escribió Coronel Tadeu, otro parlamentario de la misma escuadra, en Twitter.

Por otro lado, la decisión de la Corte Suprema fue acogida por el presidente izquierdista de Argentina, Alberto Fernández. “¡Se hace justicia!” Gritó en Twitter.

Pero los líderes laboristas prefirieron permanecer cautelosos, temiendo nuevos altibajos en el proceso judicial sobre Lula que había mantenido a los brasileños en vilo durante años.

“Estamos a la espera de un análisis legal de la decisión del juez Fashin, quien admitió cinco años después que Sergio Morrow no debería haber sido procesado si no lo fue”, dijo Gleesy Hoffman, presidenta del partido, en Twitter.

Aludió al juez Moro, destacada figura anticorrupción en Brasil, cuya condena en el juicio de primera instancia de Lula en julio de 2017 fue el principal logro de las armas.

Más tarde se convertiría en ministro de Justicia con Jair Bolsonaro, antes de renunciar enérgicamente en abril de 2020.

Las condenas de Lula en Curitiba, como parte del operativo anticorrupción “Lavage Express”, ya han sido desacreditadas en los últimos meses, pues la imparcialidad de jueces y fiscales ha sido cuestionada a través del intercambio de cartas revelado por The Intercept Brasil.

Lula ha sido acusado en particular de aceptar sobornos a favor de empresas constructoras en la adjudicación de contratos públicos, en particular los relacionados con la petrolera estatal Petrobras.

Las principales fechas del expresidente Lula

27 de octubre de 1945: Nacimiento de una familia de agricultores pobres en el noreste de Brasil. Para escapar del hambre, su familia, cuando tenía siete años, se mudó al estado de São Paulo.

1975: Asume la presidencia del Sindicato de Trabajadores del Metal, sector en el que trabajaba desde los 14 años.

READ  Donnarumma 2nd, Lewandowski 4th ... Las 5 firmas de agentes libres más caras en la historia del fútbol

1978-80: Lideró importantes huelgas en los suburbios industriales en medio de una dictadura. Estuvo encarcelado durante 31 días.

1980: Co-fundadores del Partido Laborista (Laborista, izquierda). En 1983, cofundó el Centro Central de Trabajadores Únicos (CUT).

2003: Se convierte en el primer presidente brasileño de clase trabajadora. Fue reelegido en 2006 por un mandato de cuatro años. Gracias a sus programas sociales, cerca de 30 millones de brasileños han salido de la pobreza, aunque las disparidades siguen siendo extremadamente altas.

2005: Liderazgo laborista decapitado tras escándalos de corrupción.

Marzo de 2016: el juez anticorrupción Sergio Moro ordenó su arresto desde su casa para interrogarlo, una humillación para Lula, luego le prohibió convertirse en ministro de su subcampeona, Dilma Rousseff, quien finalmente fue destituida en agosto.

12 de julio de 2017: el juez Mourou condena a Lula a nueve años y seis meses de prisión por corrupción y lavado de dinero. Se le acusa de obtener un apartamento junto al mar a cambio de contratos con una empresa constructora.

24 de enero de 2018: El tribunal de apelaciones de TRF4 rechazó la apelación de Lula y aumentó la pena a 12 años y un mes de prisión.

4 de abril de 2018: La Corte Suprema rechaza una apelación final de los abogados de Lula, tratando de evitar su encarcelamiento. La orden de depósito es emitida por los tribunales al día siguiente.

– 7 de abril de 2018: Establecido durante más de dos días en el edificio del sindicato de trabajadores del acero en São Bernardo do Campo, cerca de São Paulo, rodeado de una multitud de simpatizantes, finalmente se entrega a las autoridades y es encarcelado en Curitiba (sur). en la sede de la Policía Federal.

– 15 de agosto de 2018: El Partido Laborista presenta oficialmente la candidatura de Lula a la presidencia. Es el favorito en las encuestas de opinión.

– 1 de septiembre de 2018: El Tribunal Supremo Electoral anula la candidatura de Lula para un tercer mandato. Su defensa hizo varias apelaciones en vano.

11 de septiembre de 2018: Lula renuncia a postularse para un tercer mandato y el Partido Laborista nombra a su compañero de fórmula Fernando Haddad, ex alcalde de Sao Paulo, para reemplazarlo como su candidato. Viendo impotente, desde su encarcelamiento, la victoria del candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro.

READ  Lavadora empotrada doble Análisis de mercado Impacto 2020 de los procesos de negocio de tecnología | AZZURRA ARREDOBAGNO, MOMA Design, Bath Collection Bañera empotrada de doble lavabo Análisis de mercado 2020 Impacto de los procesos tecnológicos de negocio

6 de febrero de 2019: El expresidente fue nuevamente condenado a 12 años y 11 meses de prisión por corrupción y lavado de dinero. En otro caso, se le acusa de beneficiarse de un trabajo en el sector inmobiliario a cambio de contratos adjudicados a una empresa constructora.

2 de marzo de 2019: Lula sale de prisión para asistir al funeral de su nieto de siete años, que murió repentinamente.

23 de abril de 2019: los jueces de la Corte Suprema de Justicia de Brasil votaron a favor de una clara reducción de su pena de prisión por corrupción a ocho años y 10 meses.

– 7 de noviembre de 2019: Por mayoría estrecha (seis a cinco), los magistrados de la Corte Suprema decidieron poner fin a la jurisprudencia según la cual una persona puede ser encarcelada desde la primera condena en apelación incluso si aún existen otros recursos. Quizás. Dado que Lula se encontraba en este caso personal, sus abogados exigieron “su liberación inmediata”.

– 8 de noviembre de 2019: Lula sale de la cárcel, aplaude a miles de sus seguidores y promete “seguir luchando” por el pueblo brasileño. Pero será conservador.

8 de marzo de 2021: un juez de la Corte Suprema anula todas las condenas por corrupción, lo que lo hace elegible para desafiar a Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de 2022.

La primera sentencia, de 10 años y 8 meses de prisión, se refería a un apartamento triple junto al mar que supuestamente Lula obtuvo de una de estas constructoras.

El segundo involucró renovaciones financiadas por dos grupos de construcción en una finca rural en Atibaia, en el estado sureste de São Paulo.

Estas dos condenas fueron confirmadas en apelación. También fue condenado en primera instancia en dos casos por presuntas faltas de empresas al Instituto Lula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *