Bigouden Tanguy Duchesne completó su travesía en bicicleta a Ushuaia



«Físicamente estaba mejor, pero sufrí más que la primera vez. Bolivia fue la más difícil. De Sajama a Sucre, tuvimos aguaceros fuertes, granizo todos los días y mucho frío en los transeúntes. Luego estaban estos siete días en South Lipez. Creo que fueron los siete días más difíciles de mi viaje”, dice Tanguy Duchesne.

tiempos de prueba

«Estamos perdidos en el desierto de Siloli. Nos encontramos en la frontera con Chile, al contrario de nuestra ruta. Las bicicletas han sufrido mucho porque los caminos son muy arenosos y pedregosos. Añádele un sol abrasador porque a 5.000 m de altitud, el sol es mucho más fuerte. No me protegí lo suficiente. Me quemaban las manos, eran crueles”, continúa el joven. Momentos de prueba compensados ​​en gran medida por un paisaje espléndido.

En Tupiza, Bolivia (Foto por Tanguy Duchesne)

Me enamoré de Argentina y me la tatué en brazos y piernas.

“Finalmente tuve covid en Tupiza. A pesar de un fuerte resfriado, seguimos montando y tratándonos en altura”, dice. Para los dos ciclistas, el problema era no estar diez días encerrados en un centro. Así que se fueron en paz. Luego estaba Argentina. “Me enamoré de este país y me lo tatué en brazos y piernas. Allí viví los mejores momentos y los más lindos encuentros míos”, vuelve a disfrutar este sábado Tanguy, país que deja con pesar en Uruguay. «Sentí algo similar en Perú», dijo.

Una de las carreteras más hermosas del mundo en Chile

«Recorrimos un poco más de 1.000 km en Chile, pero regresamos rápidamente a Argentina. El covid de Chile fue un infierno, nos sentimos incómodos y sentíamos que estábamos molestando a la gente. Tengo sentimientos encontrados acerca de recibir chilenos. Es el país que menos conozco, pero volveré a él porque quiero tomar la Carretera Austral, una de las rutas más lindas del mundo en el sur de Chile”, dice.

READ  Argentina sigue esperando millones de dosis ordenadas
Tanguy Duschesne frente al Glaciar Perito Moreno en Argentina.
Tanguy Duchesne frente al Glaciar Perito Moreno en Argentina (Foto por Tanguy Duchesne)

Celebré el cumpleaños de mi padre con un pollo a las 9 de la mañana, cocinado por Raúl, 79

Luego tuvo sus mejores momentos en la Patagonia Argentina. «Conocimos a un brasileño en bicicleta y estuvimos juntos más de un mes», dice Tanguy. Evoca esta increíble celebración en un pueblo de trece habitantes. “Celebré el cumpleaños de mi padre con un pollo a las 9 de la mañana, cocinado por Raúl, de 79 años, el cuidador del camping Perito Moreno. Tuvimos caminatas y comidas maravillosas en El Chaltén con brasileños, suizos, argentinos, belgas, franceses, españoles, italianos, sudafricanos”.

Entre él Chaltén y El Calafate, en Argentina
Entre él Chaltén y El Calafate, en Argentina. Los dos hermanos debieron enfrentar condiciones extremas durante esta travesía (Foto Tanguy Duchesne)

Un viaje marcado por los encuentros

Durante los últimos 200 kilómetros, en Tierra del Fuego, está de camino con su amigo brasileño. Pero también los encuentros con Erica, una joven de Río Grande que, un mes antes, los hospedó en su casa y los acompañó, dos días después, en Ushuaia, para hermosas caminatas.

No podía irme sin ir a ver un partido de fútbol. El fútbol es una religión aquí.

Pero para él, el cartel de «Fin del Mundo» en Ushuaia no marca el final del viaje. Ya sabía que se quedaría un poco más en Sudamérica. Después de entrar a Buenos Aires en avión, se sintió cansado, por supuesto. «Quería dormir todos los días, pero no podía irme sin ir a ver un partido de fútbol. El fútbol es una religión aquí. Vimos dos partidos, uno de ellos de Boca Juniors en La Bombonera, el ex club de Maradona”, agrega el joven que cumplió 27 años en su último día en Argentina.

La Bombonera, Boca Júnior, Argentina
Momento inolvidable para Gauthier y Tanguy, en la Bombonera de Argentina (Foto por Tanguy Duchesne)

tiempo de despedida

Este viernes 20 de mayo llegó el momento de la separación de los dos hermanos, impulsados ​​por deseos diferentes. Gauthier subirá directamente a Brasil y luego se unirá a la cordillera de los Andes, mientras que Tanguy se unirá a Uruguay y luego a Brasil, donde permanecerá por un tiempo en el sur del país. Y si Tanguy admite que le da un poco de miedo ver a su hermano irse solo a los Andes, también sabe que la aventura en solitario te hace madurar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.