Bennett: Para los consumidores, alinearse con Hamas no es ‘genial’

El primer ministro Naftali Bennett dijo el jueves que boicotear a Israel es un negocio terrible e insinuó que el fabricante de helados estadounidense Ben & Jerry’s está del lado de Hamas para prohibir las ventas en los asentamientos israelíes.

“Cualquiera que piense en convertir el boicot a Israel en un problema de marketing o de marca encontrará que es la peor decisión comercial que haya tomado”, dijo Bennett.

Hablaba desde el cuartel general del ejército israelí en Tel Aviv, donde se reunió con una delegación de 26 embajadores de Estados Unidos y Naciones Unidas, que actualmente se encuentran de gira por Israel.

¡Obtenga nuestra copia diaria gratis por correo electrónico para que no se pierda las mejores noticias!

“Los consumidores, ciertamente en Israel, pero también en los Estados Unidos y otros países, no creen que ponerse del lado de Hamas sea grandioso”, continuó. “Usaremos todas las medidas a nuestro alcance, incluida la legislativa”.

El lunes, Ben & Jerry’s anunció que dejaría de distribuir sus productos en los “territorios palestinos ocupados”, una aparente referencia a los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este.

La noticia fue recibida con una fuerte condena en Israel, donde el ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, prometió pedir a decenas de estados de EE. UU. Que promulguen sus leyes contra el boicot para castigar al fabricante de helados.

Estacionamiento de camiones en la fábrica de helados Ben & Jerry’s en el distrito industrial Be’er Tuvia, 20 de julio de 2021 (AP Photo / Tsafrir Abayov)

“Cualquiera que boicotee a Israel, y su único pecado es luchar contra el terrorismo, debe saber que hay un precio que pagar”, dijo Bennett.

READ  Se identificaron tres casos, "No estamos en un estado de clúster"

Bennett se dirigió a la delegación en inglés, pero su oficina distribuyó solo una versión hebrea de sus notas.

La delegación fue recibida por el embajador de Israel en Estados Unidos y Naciones Unidas, Gilad Erdan.

El grupo llegó a Israel el jueves por la noche para una gira de una semana patrocinada por el movimiento sionista estadounidense. En la gira participaron enviados de Kenia, Hungría, Argentina, República Checa, Bután, República Dominicana, Ucrania, Tonga, Guatemala y Australia, junto con sus cónyuges, así como representantes de organizaciones judías como March of the Living, AZM. y B’nai B’rith.

“En particular en estos días, mientras las empresas están sujetas a presiones de boicot y las consideraciones políticas y antiisraelíes se incorporan en sus decisiones, la importancia de visitar a los embajadores de la ONU es de particular importancia”, dijo Erdan.

Agregó que los delegados están comprometidos a trabajar para influir en las posiciones de sus gobiernos en las Naciones Unidas y en otros foros internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *