Argentino. Mujeres mapuche víctimas de violenta represión estatal

Créditos: Alejandra Bartoliche

La semana pasada, a sugerencia de Patricia Bullrich del partido de derecha propuesta republicana, el gobierno nacional y popular de Alberto Fernández tomó la decisión de enviar el ejército a la región de Bariloche. Cayeron gases lacrimógenos y balas sobre la población mapuche, hombres, niños y mujeres embarazadas, que allí habitan. Durante este operativo, siete mujeres mapuches fueron encarceladas por el ejército argentino.

Desde hace varios meses, la prensa argentina denuncia la «ocupación» de Villa Mascardi, un pequeño pueblo de la región de Bariloche, al oeste del país, por parte de los maputos. Estos últimos son retratados como «extranjeros», «chilenos» o incluso usurpadores de la propiedad de estas tierras. Estas acusaciones, que buscan crear «un enemigo interno», sirven para justificar la operación militar lanzada pero también para ocultar la explotación de tierras barilocheñas por parte de varias empresas, entre ellas Benetton, propietaria de un total de 900.000 hectáreas.

Militares argentinos son responsables de violencia de género contra mujeres mapuches

Algunas de las mujeres encarceladas la semana pasada están actualmente encerradas en sus casas con sus hijos sin poder salir, otras han sido trasladadas a un lugar desconocido. Celeste, miembro de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu de Villa Mascardi, regresó a una entrevista para nuestra prensa hermana IzquierdaDiarioen los hechos del pasado martes.

» Yo estaba con mi bebé y mi otra hija. Nos tiraron al suelo, nos apuntaron con sus armas y golpearon a mi hijo. Así nos dejaron y se fueron a casa de machi [référente religieuse] y lanzó gas lacrimógeno […] Agarraron a Machi, la tiraron al suelo con su niño y su otro hijo «.

READ  Messi cuestiona la continuación de su carrera

La violencia cometida contra mujeres y niños mapuches la rubrica Aníbal Fernández, ministro de Seguridad Nacional, quien creó un comando para la ocasión. El comando contaba con 250 efectivos equipados con drones, gas, balas de goma y plomo y bloqueadores de señales.

Sin autorización judicial ya costa de respetar un conjunto de derechos humanos básicos, la represión de las mujeres mapuche ha sido extremadamente violenta. celeste dice: No nos dijeron qué iban a hacer con nosotros ni adónde nos iban a llevar. Nos mantuvieron incomunicados. No nos dejaban hablar con los abogados. Nos filmaron las 24 horas del día, grabaron todos nuestros movimientos e incluso nos filmaron yendo al baño. Nos siguieron hasta allí con ametralladoras. Revisaron el pañal de mi hijo para ver si estaba escondiendo cosas allí. »

Esta situación motivó la organización de varios mítines en diferentes ciudades del país para denunciar el papel del Estado y el gobierno. Tras esta represión, Elizabeth Gómez, Ministra de la Mujer, Género y Diversidad, presentó su renuncia en una carta a Alberto Fernández cuyo contenido denuncia » hechos de conocimiento público ocurridos en Villa Mascardi como la detención de niños y mujeres mapuche por parte de fuerzas federales que evidentes violaciones de los derechos humanos »

¡La violencia contra las mujeres mapuches sirve para defender los intereses de los capitalistas de la región!

La población mapuche es parte del pueblo indígena que fue esclavizado por la colonización europea en los últimos siglos. Son parte del pueblo originario de la región compartida entre Argentina y Chile. Hace muchos siglos, vivían a ambos lados de las montañas fronterizas. Luego fueron desplazados y sometidos a genocidio étnico en ambos lados de la frontera.

READ  El conductor que atropelló y mató a un niño de 5 años en el barrio Flores se entregó

Hoy, la población mapuche que vive en Bariloche ocupa 7 hectáreas, un área ridícula comparada con el tamaño de las propiedades privadas de Benetton, Burco u otros grupos capitalistas que obtienen grandes ganancias en la región. Los objetivos desplegados por el gobierno de Fernández quedan así bien claros. La represión estatal, así como toda la campaña mediática, es un snob utilizado para ocultar la protección por parte de los militares y policías argentinos de la propiedad privada corporativa.

Y esto aun cuando la Argentina reconoce en su Constitución la presencia de poblaciones indígenas anterior a la de los colonos y enseña en sus escuelas el horror del exterminio de las poblaciones locales y su exposición en zoológicos humanos. Sin embargo, el asesinato de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel o incluso la represión de las movilizaciones de Pilaga, Wichi y Nivaclé por parte de los gobiernos argentinos despeja cualquier duda sobre el destino real de los indígenas de Argentina aún hoy.

¡Soldados, de las tierras mapuche! ¡Libertad a las mujeres encarceladas!

Diana Lenton, antropóloga y miembro de Red de Académicos de Genocidio y Políticas Indígenas explica el encarcelamiento de las mujeres indígenas a través del papel central que juegan en la lucha contra el Estado argentino por la defensa de sus territorios: Esto es lo que sucedió durante el genocidio, cuando principalmente mujeres y niños fueron hechos prisioneros. Esta experiencia está muy presente. Las personas más involucradas en la defensa de los territorios, no solo geográficamente, sino por todos los seres vivos que allí hay, son las mujeres. Esto se relaciona con el hecho de que son los protagonistas de la difusión del conocimiento y la religión, que no está separada por territorio. Por eso los ataques contra los territorios les afectan especialmente. »

READ  AMÉRICA/ARGENTINA - Las fronteras de la misión de Artemide Zatti, el primer salesiano no sacerdote en convertirse en santo

Con motivo de la inauguración de un hospital, las comunidades mapuches de San Martín en los Andes se reunieron para exigir la liberación de las mujeres y niños recluidos en Villa Mascardi, así como la desmilitarización del territorio. De manera similar, al final de su entrevista, Celeste Winkul Mapu de Lof Laken afirma: “ la liberación de todas las mujeres y añadir » a todo nuestro pueblo que levanta la cabeza. Que vea todo lo que pasamos, la represión y el acoso. Es un llamado consciente a la gente a manifestarse. ¡Seguiremos y nos quedaremos en este territorio porque somos mapuche! «.

El endurecimiento de la zona por parte del gobierno y el ejército argentinos ha llevado a la represión sistemática de las poblaciones mapuches que luchan por vivir en las tierras que las vieron nacer desde hace varias generaciones. La violencia contra las mujeres mapuches es una demostración de la voluntad política del Estado argentino de silenciar los reclamos de todos los pueblos indígenas, independientemente de lo que diga su constitución. Desde el otro lado del Atlántico gritamos: ¡Solidaridad internacional con el pueblo mapuche y todos los pueblos indígenas que luchan por sus tierras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.