Argentino. Masiva movilización contra el FMI y en memoria de las víctimas de la dictadura

Esta » hay 30.000 razones lo que impulsó a los argentinos a salir a las calles este jueves. Efectivamente, se cumplían 46 años del golpe de estado en Argentina, que derivó en una feroz dictadura y más de decenas de miles de personas se congregaron en la Plaza de Mayo para exigir verdad y justicia. Para los manifestantes, la jornada fue una ocasión para conmemorar a las 30.000 personas detenidas y/o desaparecidas durante la dictadura, pero también una ocasión para denunciar el nuevo acuerdo que el gobierno argentino ha firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). , en continuidad con los dictados por el régimen dictatorial.

La movilización fue convocada por la coordinación” Encuentro Memoria, Verdad y Justicia » [Rencontre pour la Mémoire, la Vérité et la Justice], que decidió hacer un llamamiento independiente al gobierno, que se manifestó de su parte. El Partido Socialista de los Trabajadores -el partido hermano de la Revolución Permanente- explicó esta elección en un comunicado de prensa: El 24 de marzo marchamos nuevamente con el independiente del gobierno Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, porque nos negamos a permitir que este último use esta fecha histórica de la lucha, más aún porque ahora está listo para cooperar. gobernar. con el FMI «.

Justicia, memoria y verdad: el 24 de marzo es una fecha histórica de lucha

El 24 de marzo, como cada año, amanecieron en la calle figuras emblemáticas de las Madres de Plaza de Mayo -asociación de madres argentinas cuyos hijos desaparecieron durante la dictadura- entre ellas Mirta Baravalle, Elia Espen y Nora Cortiñas. Este último tomó la palabra para recordar la memoria de todos los desaparecidos: » Hijos e hijas, camaradas, si los 30.000 desaparecidos estuvieran aquí hoy, no habría pasado mucho, porque estarían con ustedes, luchando con todas sus fuerzas. ¡Y ciertamente no aceptaría al FMI! Ante estas palabras, el mercado se llenó de aplausos y consignas: ¡Fuera del FMI! En esta movilización también participaron destacadas personalidades de la lucha por los derechos humanos y los derechos democráticos, así como familiares de víctimas de la violencia policial como Cristina Castro, madre de Facundo -quien murió tras ser vista por última vez en el proceso de captura en un carro policial-. la movilización se persiguió masivamente en las principales ciudades del país como Córdoba, Mendoza, Tucumán, Neuquén, Rosario y San Salvador, y por todas partes había figuras de fuerzas políticas de izquierda y ultraizquierda o militantes sindicales.

El comunicado oficial leído al final de las manifestaciones recordó las terribles consecuencias de la dictadura, pero también la lucha ejemplar de los argentinos por exigir verdad y justicia.

READ  Di María desata un regate terrible sobre Vinicius ... que imita a Neymar en respuesta

La dictadura fue sangrienta, y el régimen fue responsable de miles de casos de tortura, asesinatos por parte de militantes y activistas, y la apertura de más de 600 centros clandestinos de detención. Fue ante la proliferación de desapariciones que se creó el «Movimiento de las Madres en la Place de Mai», que se manifestaban en silencio todas las semanas.

Después de la dictadura, los gobiernos posteriores buscaron amnistiar a los responsables. Pero si el 24 de marzo es una fecha histórica de la lucha es porque se conmemora la lucha por la justicia y en memoria de los desaparecidos. Debido a esta movilización, en 2003 se derogaron las leyes de impunidad, lo que permitió la reapertura de los juicios contra los responsables y el encarcelamiento de 1.044 de ellos, mientras que otros 604 juicios aún continúan. Pero la lucha no ha terminado, no todos los archivos están abiertos y continúan los pactos con el FMI atacando a la clase obrera.

A 46 años de la dictadura, el FMI sigue de la mano del Estado

También hubo un fuerte grito de rechazo del FMI durante la manifestación. En efecto, al día siguiente del golpe de 1976, este último liberó fondos y los entregó al régimen dictatorial de Videla. En cambio, exigió a la dictadura, una ley de instituciones financieras, la firma del sometimiento económico del país y un futuro de miseria para la población. Sin embargo, estas leyes aún están vigentes, y el gobierno firmó recientemente un nuevo acuerdo con el FMI prometiendo intensas medidas de austeridad. Este acuerdo es un ataque que llevará a la gente a más pobreza, salarios más bajos y reducirá aún más los presupuestos de salud y educación. Para que se den una idea, los 2.800 millones de dólares que pagará la Argentina por el pago de la deuda con el FMI son 65.000 viviendas y 325.000 empleos. Por todo ello, para decir que la deuda no se puede negociar con el FMI, se ha hecho un llamado a demostrar la plena independencia del gobierno.

READ  Fan intenta acercarse a Lionel Messi mientras el invasor del campo detiene el derbi del Paris Saint-Germain contra el Marsella, la superestrella argentina aún sin marcar en la Ligue 1

» Hoy, como cada 24 de marzo, tomamos el lugar para decir alto y claro que no olvidamos, no perdonamos, no reconciliamos. No bajamos ninguna de nuestras banderas y por eso denunciamos que quienes colaboraron y se beneficiaron del golpe genocida son los mismos que impulsaron hoy el nuevo acuerdo con el FMI. La deuda saltó exponencialmente en los primeros días de la dictadura y hace unos días el gobierno y el macrismo nos prometieron un nuevo ataque. Sabemos que los proyectos del FMI son los trabajadores los que pagan el precio, por eso decimos que hay 30.000 razones para luchar contra el FMI. Saldremos de aquí con otro punto de apoyo para continuar la lucha y la resistencia en las calles, contra el FMI y su plan de ajuste, que no pasará desapercibido. – dijo Alejandra Arreguez, activista del PTS-FITU.

Mientras sigan vivos los cómplices y los cimientos mismos de la dictadura, mientras aumenten la obediencia y los ataques a los trabajadores, la lucha seguirá: ¡esta es la señal lanzada a las calles este jueves! Luego de 46 años, la lucha continúa en Argentina con una nueva generación de luchadores, que no pretenden ser pisados ​​por el FMI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.