Argentina: fútbol estancado

En el apogeo de la pandemia, Argentina decidió suspender todas las actividades futbolísticas.

A un mes de la Copa América, que podría organizar en solitario tras la retirada de Colombia, Argentina sufre una nueva ola de pandemia de COVID-19. Entre el 19 y el 20 de mayo, Argentina registró 435 muertes y 35,884 nuevos casos de COVID-19, elevando el total a más de 72,000 muertes y casi 3,5 millones de casos desde el inicio de la pandemia. Estos datos alarmantes han obligado al gobierno de Alberto Fernández a imponer nuevas restricciones con la implementación de un nuevo aislamiento estricto. Anoche, el fútbol profesional se deshizo de eso.

Pero las cosas han cambiado. A la espera de un encuentro entre Alberto Fernández y los dirigentes de la federación argentina el viernes, finalmente se decidió que las semifinales de la Copa de La Liga, programadas para este fin de semana, se reprogramarían en una fecha posterior, sin saber cuándo y cómo discutirán. . Asimismo, se prohíbe el entrenamiento de clubes. Por eso, todo el país entra al espacio cerrado, sus clubes profesionales con él.

Estas decisiones plantean algunas dudas sobre las competencias continentales previstas para la próxima semana. Como la CONMEBOL parece mantenerse inflexible y no quiere cambiar su horario, aún no se ha dado información sobre los encuentros de Libertadores o Sudamericana sobre clubes argentinos o si tendrán una exención especial para prepararse para la última jornada de la fase de grupos.

También hay una última incógnita: la Copa América debería comenzar en 21 días o al día siguiente (o casi) al final de la cuarentena nacional …

Autor

Nicolás Cougot

Creador y editor en jefe de Lucarne Opposée.

Más artículos


READ  Argentinos frente a una espiral inflacionaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *