Argentina: Fracasado atentado armado contra Cristina Kirchner

Argentina estaba en estado de shock el viernes, un día después del intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Kirchner en Buenos Aires, que provocó una ola de condenas unánimes en el país latinoamericano y más allá.

Un hombre fue arrestado el jueves por la noche después de intentar dispararle a Christina Kirchner con una pistola debajo de su casa, frente a la cual cientos de activistas se han reunido todas las noches durante once días para mostrar su apoyo al ahora exjefe de Estado. Enjuiciado por fraude y corrupción.

“Cristina está viva porque por alguna razón técnicamente no se ha confirmado que el arma que contenía cinco balas no disparó a pesar de estar disparada”, dijo el presidente argentino, Alberto Fernández, en un comunicado pocas horas después del incidente.

Según videos de varios televisores, el hombre apuntó con un arma a la cabeza de la señora Kirchner, a pocos metros de distancia, apretó el gatillo sin disparar ningún tiro, mientras ella caía sobre los libros y se mezclaba con sus simpatizantes en la colonia Recoleta.

Un partidario de la Sra. Kirchner, que no quiso ser identificado, dijo: «Vi este brazo levantado sobre mi hombro detrás de mí con un arma, y ​​con personas a mi alrededor siendo controladas».

Luego, los agentes de policía arrestaron al sospechoso y lo llevaron a un coche de policía en una calle cercana, e inmediatamente fue rodeado por un grueso cordón de agentes de policía.

La Agence France-Presse que abandonó poco después, bajo los gritos y abucheos de decenas de asistentes.

READ  Míralo en Disney+

de ‘atracción colosal’

El jefe de Estado denunció un hecho “extremadamente peligroso, el más grave de los cuales se ha producido desde la restauración de nuestro país democrático” en 1983. Anunció que había decidido el viernes como feriado nacional “para que el pueblo argentino en paz y armonía pudieran expresarse en defensa de la vida y la democracia y en solidaridad con nuestro Vicepresidente”.

La coalición de gobierno (centro-izquierda) del Frente Todos anunció una manifestación de «defensa de la democracia» el viernes al mediodía en Buenos Aires.

El cruce frente al edificio donde vive Kirchner fue rápidamente acordonado con cintas de «escena del crimen», y la policía estaba tomando muestras.

Según varios medios argentinos, el sospechoso es un brasileño de 30 años, e información no confirmada de fuentes oficiales.

El expresidente (2007-2015) se encuentra actualmente en juicio por fraude y corrupción. El 22 de agosto, la fiscalía solicitó 12 años de prisión e inhabilitación perpetua en este juicio, que se relaciona con la adjudicación de contratos públicos en su bastión de Santa Cruz (sur), durante sus dos mandatos como presidenta.

En un panorama político argentino profundamente polarizado, la acusación dio lugar a numerosas manifestaciones de apoyo a Kirchner por parte del núcleo de la izquierda peronista cuyo símbolo era ella. Las manifestaciones tuvieron lugar la semana pasada en varias ciudades. Y todas las noches, varios cientos de devotos se reunían cerca de su casa, cantando y coreando su apoyo.

Eran solo unas pocas docenas el jueves por la noche en el momento del accidente, y permaneció extrañamente tranquilo en las horas siguientes. Entre ellos está Martín Frías, de 48 años, un peronista de larga data que se lamentó ante la AFP por el «clima de violencia» político que vive el país. Violencia en las palabras que lleva a actos de violencia.

READ  Virus corona: la última actualización sobre la pandemia en el mundo

«¡Qué lío se está gestando!»

Durante horas, luego de que se anunciara el ataque, cientos de personas acudieron al cruce de las calles Juncal y Uruguay, coreando «¡Si tocan a Cristina, qué lío se arma!». y sosteniendo pancartas «Todos Somos Christina» (Todos somos Christina).

El intento de magnicidio fue inmediatamente condenado por todo el campo de gobierno así como por la coalición opositora «Juntos por el cambio».

El líder de la oposición de derecha y sucesor de Kirchner en la presidencia (Maurico Macri) (2015-2019) expresó su “condena inequívoca al atentado contra Cristina Kirchner que, afortunadamente, no tuvo consecuencias para la Vicepresidenta”.

En el extranjero, muchos líderes latinoamericanos, principalmente de izquierda, reaccionaron por la noche. “El intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Kirchner merece el repudio y la condena de todo el continente”, escribió en Twitter el presidente de Chile, Gabriel Borek.

“Toda mi solidaridad con el compañero CFKArgentina, víctima de un criminal fascista que no sabe respetar las diferencias y la diversidad”, expresó el expresidente y candidato presidencial de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva.

Cristina Kirchner, de 69 años, es querida por parte de la izquierda peronista pero una figura divisoria odiada por la oposición, y siete años después de dejar la presidencia sigue siendo una figura influyente en la política argentina, un año después de la elección presidencial en la que no participó. Sus intenciones son conocidas.

No se espera un veredicto en su juicio hasta finales de 2022. Incluso si es declarada culpable, disfruta de inmunidad parlamentaria como presidenta del Senado y no puede ser encarcelada ni presentarse a las elecciones generales de octubre de 2023.

READ  Mercado de equipamiento de centros de ocio para el hogar / interiores según Covid-19 Impact Outlook hasta 2028 | Dave & Buster's, CEC Entertainment, LOVE YOYO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.