Argentina | Detienen a hombre que apuntó con un arma a la vicepresidenta Cristina Kirchner

(Buenos Aires) Un hombre fue detenido la noche del jueves en Buenos Aires luego de apuntar con un arma cargada a la vicepresidenta Cristina Kirchner cuando regresaba a su casa, hecho condenado por toda la clase política.

Publicado ayer a las 23:42

Philippe BERNES-LASSERRE
Agencia de medios de Francia

Según las grabaciones de varios televisores, el hombre apuntó con un arma al Sr.yo Kirchner a unos metros de distancia, sin que saliera fuego alguno, cuando se encontró con simpatizantes que habían venido a esperarla en la parte trasera de su casa en el barrio de Recoleta.

«Vi este brazo pasar por encima de mi hombro detrás de mí con una pistola, y con gente a mi alrededor estaba controlado», dijo a la AFP un partidario de M en el lugar.yo Kirchner, quien se negó a ser identificado, y las imágenes de televisión muestran claramente su participación en el breve tumulto.

AGENCIA FOTOGRÁFICA FRANCE-PRESSE

Según las grabaciones de varios canales de televisión, el hombre apuntó con un arma a la cabeza de Cristina Kirchner a unos metros de distancia.

Luego, la policía arrestó al sospechoso, lo condujo en un automóvil policial a una calle adyacente, inmediatamente rodeado por un grueso cordón policial. Se fue poco después de los gritos y abucheos de varias decenas de personas presentes, señaló AFP.

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, confirmó poco después la detención del sospechoso. “Ahora la situación debe ser analizada por nuestro personal forense para analizar las huellas dactilares, capacidad y disposición que tenía esta persona”, dijo el ministro.

En un discurso tardío, el presidente Alberto Fernández afirmó que «el arma del sospechoso contenía cinco balas» pero que «por una razón que aún no se ha confirmado técnicamente, no disparó correctamente».

READ  Copa ATP | España, Polonia y Argentina siguen invictos

El cruce frente al edificio donde vive M.yo Kirchner fue rápidamente aislado con cintas de «escena del crimen» y la policía estaba tomando muestras.

Cientos de activistas se reúnen todas las noches durante diez días frente a la casa de Cristina Kirchner para mostrar su apoyo a la exjefa de Estado (2007-2015) que actualmente es juzgada por fraude y corrupción.

El 22 de agosto, la fiscalía solicitó una sentencia de 12 años de prisión e inhabilitación perpetua contra el Sr.yo Kirchner, en ese proceso que se refiere a la adjudicación de contratos públicos en su bastión de Santa Cruz (Sur), durante sus dos mandatos presidenciales.

La acusación dio lugar a varias manifestaciones de apoyo al Sr.yo Kirchner del núcleo duro de la izquierda peronista de la que ella es el testaferro. Los mítines se realizaron a fines de la semana pasada en varias ciudades de Argentina. Y cada tarde, varios centenares, al pie de la residencia del vicepresidente.

Hecho «de enorme gravedad»

Fue solo unas pocas docenas de jueves por la noche en el momento del incidente, y la atmósfera permaneció paradójicamente tranquila durante las siguientes dos horas. Entre ellos, Martín Frías, de 48 años, simpatizante del peronismo desde hace mucho tiempo, quien dijo a la AFP que sentía pena por el «clima de violencia política» en el país. «Violencia en las palabras, que conduce a la actuación».

El incidente del jueves por la noche fue condenado por todo el campo del gobierno, así como por la coalición opositora «Juntos por el cambio».

El presidente Fernández denunció un hecho «de enorme gravedad, lo peor que ha ocurrido desde que nuestro país recuperó la democracia».

READ  Fácil cambio de moneda para turistas.

El líder de la oposición de derecha y el sucesor de Myo Kirchner en la presidencia Maurico Macri (2015-2019) expresó su «absoluto repudio al ataque sufrido por Cristina Kirchner, que afortunadamente no tuvo consecuencias para la vicepresidenta». Pidió «una aclaración inmediata y exhaustiva del poder judicial y las fuerzas de seguridad».

Adorada por la izquierda peronista, pero divisoria y odiada por la oposición, Cristina Kirchner es una figura importante de la política argentina, a un año de las elecciones presidenciales para las que no dio a conocer sus intenciones.

No se espera un veredicto en su juicio hasta finales de 2022. Incluso si es declarada culpable, disfruta de inmunidad parlamentaria como presidenta del Senado y no puede ir a la cárcel ni presentarse a las elecciones generales de octubre de 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.