136 países acuerdan reforma tributaria internacional – EURACTIV.com

Más de 100 países acordaron el viernes (8 de octubre) revisar el sistema tributario internacional diseñado para adaptarse a la era digital y abordar las preocupaciones de larga data sobre la evasión de impuestos corporativos.

El acuerdo negociado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revisa el sistema tributario internacional al permitir que las corporaciones multinacionales sean gravadas en los países donde obtienen ganancias, en lugar de en aquellos en los que están incorporadas. Además, la tasa mínima del impuesto sobre sociedades se ha fijado en el 15%.

«Es una gran victoria para un multilateralismo eficaz y equilibrado.El secretario general de la OCDE, Matthias Kormann, dijo en un comunicado. “Se trata de un acuerdo de gran alcance que garantiza que nuestro sistema fiscal internacional sea adecuado para su propósito en una economía mundial globalizada y digitalizada.‘, completó.

Estados Unidos, uno de los mayores críticos de la reforma bajo la administración de Donald Trump, aplaudió el acuerdo. La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo horas antes de que se aprobara el acuerdo.Pondrá fin a la carrera de cuatro décadas a la baja en los impuestos corporativos.»

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, describió el acuerdo “Momento histórico” Y'”Un gran avance para hacer que nuestro sistema fiscal global sea más justo».

Varios países de la UE, en particular Estonia, Irlanda y Hungría, se negaron a firmar el acuerdo en julio por temor a debilitar sus regímenes fiscales corporativos. Cambiaron de opinión durante las etapas finales de las negociaciones y ahora son partes interesadas.

Su aprobación allana el camino para un enfoque europeo coordinado que busca convertir el acuerdo en ley de grupo, ya que las regulaciones fiscales requieren su adopción unánime.

READ  "A medio plazo, hay muy pocas posibilidades de ver un euro digital oficial en Coinbase".

Impuestos sobre las ganancias donde se obtienen

Hasta ahora, las empresas han pagado impuestos en los países en los que producían sus bienes. El nuevo sistema proporciona un sistema para gravar a las corporaciones multinacionales donde se encuentran los consumidores.

La reforma afectará a unas 100 grandes empresas globales y generará un total de 125.000 millones de dólares (108.000 millones de euros) en impuestos adicionales, según estimaciones de la OCDE.

Originalmente, el primer pilar de la reforma se diseñó para apuntar específicamente a los gigantes tecnológicos y su modelo de ingresos en línea.

Sin embargo, después de una gran presión por parte de Estados Unidos, la propuesta de la OCDE fue muy diluida. Ahora se aplica a todas las empresas, independientemente de su sector y si operan o no en el ámbito digital.

La reforma está dirigida a empresas de todo el mundo cuya facturación supere los 20.000 millones de dólares (17.300 millones de euros) y cuya rentabilidad supere el 10%. Sin embargo, está previsto reducir este umbral a 10 mil millones de dólares (8,6 mil millones de euros) para 2028, si la implementación de las medidas resulta exitosa.

Para las empresas que superan el umbral del 10% de beneficios, el 25% de los beneficios están ahora sujetos a impuestos en los países en los que operan.

Sin embargo, dado el umbral del 10%, algunas de las empresas más grandes por ingresos, sobre todo Amazon, han sido excluidas del nuevo sistema fiscal.

Tipo impositivo de al menos el 15% para empresas.

El segundo pilar del acuerdo de la OCDE se refiere a los impuestos mínimos que deben garantizar que las grandes corporaciones multinacionales se vean disuadidas de trasladar sus beneficios a los paraísos fiscales.

Los negociadores de la OCDE acordaron el viernes una tasa impositiva mínima del 15% para las empresas con una facturación global de al menos 750 millones de euros. Si, por ejemplo, una empresa alemana transfiere sus beneficios a una jurisdicción con un tipo impositivo más bajo, las autoridades alemanas podrán gravar esos beneficios transferidos. Por lo tanto, si una jurisdicción de impuestos bajos tiene una tasa impositiva del 10%, las autoridades alemanas podrán aplicar un impuesto adicional del 4% a las ganancias transferidas. Por tanto, los paraísos fiscales no tenderán a ofrecer tipos impositivos inferiores al 15%.

El nivel exacto de la tasa impositiva más baja ha sido objeto de discusiones en los últimos meses. A principios de este año, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Yellen, propuso una tasa impositiva mínima del 21%. Después de varias negociaciones con países europeos y la reticencia de jurisdicciones de impuestos bajos como Irlanda, los países acordaron una tasa del 15%.

Según los cálculos del Observatorio Fiscal Europeo, una tasa impositiva mínima del 15% podría generar 48.000 millones de euros adicionales en ingresos fiscales anuales dentro de la UE.

Sin embargo, el acuerdo de la OCDE también prevé excepciones que pueden reducir estos ingresos adicionales. Las corporaciones multinacionales pueden deducir de sus ganancias imponibles el 5% del valor de los activos tangibles y la nómina que mantienen en los paraísos fiscales. Además, el descuento se establece en aproximadamente el doble de la tasa inicial y se reducirá gradualmente hasta alcanzar el 5% en diez años.

READ  Italia celebra el 700 aniversario de la muerte de Dante

«Según nuestros cálculos, una tasa de exclusión del 5% resultará en una posible pérdida de ingresos fiscales de aproximadamente 7.000 millones de euros.»Dijo Teresa Neff, European Tax Monitor.

La decepción de los países en desarrollo

Una coalición de países en desarrollo ha criticado la implementación de la reforma bilateral negociada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

«Nos vemos obligados a elegir entre una mala elección y una peor.Dijo el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, durante un debate el 7 de octubre.

Dominic Gross, experto en impuestos de Alliance Sud, cree que la mayoría de los países en desarrollo no se beneficiarán del acuerdo de la OCDE. “El primer pilar beneficia a los países con un gran número de consumidores, mientras que el segundo pilar beneficia a los países con grandes sedes“Feliz Sr. Gross.n”Básicamente, el acuerdo de la OCDE conducirá a cierta redistribución, pero solo entre los países ricos. El resultado está lejos de la ambición inicial.“, agregó.

El acuerdo será finalizado por los ministros de finanzas del G20 la próxima semana en Washington, y se espera que esté finalizado en la cumbre del G20 en Roma a finales de octubre. Entonces la Comisión Europea tendría que proponer directivas para su implementación dentro de la Unión Europea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *